La primera bici del taller Hazlo Tú Mismo (HTM) de BambooCycles salió apenas el viernes: La 60TRK es una belleza. Para conocernos mejor, fuimos a pasear por el congestionado Centro Histórico.

Por Ramón Arizmendi Casas

El sábado el Centro Histórico del DF es miserablemente lento. En bici la cosa cambia y se disfruta el calor y el paseo. Al llegar a Casa Vecina la calle estaba tomada por una exhibición de BMX y gente mirando y tomando fotos. Adentro el taller HTM estaba en su apogeo. Diego Cárdenas, director de BambooCycles, nos mostró el proceso de ensamble y los avances obtenidos: dos (de diez) salen a rodar hoy. Debe ser toda una experiencia rodar sobre una bici que tu construiste.

Luego del protocolo, pasamos a lo divertido: la 60TRK. La combinación de colores y materiales negro con verde y bamboo es de las mejores que le hemos visto a los productos de la casa.

60TRK BambooCycles

AL MANDO
La primera inspección arroja que es freno contrapedal, sin cables ni nada que ensucie la estética de la bici. Los grips son muy cómodos y el asiento impecable. Al rodar sobre ella se reconoce el paso firme y orgánico de este tipo de bicis. Mis piernas estiran bien y el manubrio está cerca, voy realmente muy cómodo. Al probar el frenado dudé un poco porque estoy muy acostumbrado a los frenos en el manubrio, pero pronto ya estaba derrapando llanta (sorry Diego).

NAVEGANDO ENTRE DEFENSAS
En Mesones el pavimento es muy irregular y en sábado sobran autos. La corta distancia entre ejes, la ligereza y solidez del cuadro de la 60TRK hace muy fácil cambiar de dirección en espacios reducidos. Quizá más fácil que en la UR también de BambooCycles, habrá que hacer la comparativa. En pavimento liso se va como seda. Estas bicis ruedan distinto, en comparación con un cuadro de metal, que siempre rueda firme y sólido, la 60TRK tiene un paso amortiguado, orgánico y rígido a la vez. Es cómodo y ligero para la ciudad y, lo más importante, rápido y ágil.

Pin It on Pinterest

Share This