Durante el pasado Campeonato Mundial de Ruta, celebrado en Dinamarca, el inglés Mark Cavendish se proclamó vencedor tras superar en un emotivo sprint colectivo a sus oponentes, el australiano Matthew Harley Goss y el alemán André Greipel. Clave del triunfo, según expertos europeos, se debió a “que le armaron el equipo para que ganara”, pues sus compañeros trazaron las persecuciones finales. Tales opiniones no minimizan la potencia que demostró Cavendish a lo largo de los 266 km del circuito. Ahora el campeón espera volver a coronarse en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, para confirmar su calidad y el porqué fue firmado por el Sky Team.

Por Jorge Ramírez Franco

Pin It on Pinterest

Share This