Aunque hay testimonios de antecesores de esté súper vehículo que se remontan a civilizaciones muy antiguas de Egipto, India y China, Leonardo Da Vinci en su obra “Codez Atlanticus” dibujo un medio de transporte con una transmisión en cadena perecida a las que se usan hoy en día, es decir, bosquejó una bicicleta.

Por @AlexTMacias

bici-bicileonardors

 

 

 

 

 

 

 

 

Leonardo di ser Piero da Vinci se ganó la vida como ingeniero civil, pero su gran mente y profunda imaginación lo llevó a construir y diseñar innumerables máquinas. Nació a 3 km de la Villa Toscana de Da Vinci, el 15 de Abril de 1452  y murió el 2 de Mayo de 1519 en el Castillo de Cloux y fue sepultado en la iglesia de San Valentín en Amboise.

Pese a que los únicos inventos que lo patrocinaban eran los de uso militar, él siempre se las ingenió para desarrollar de forma paralela otros artefactos y los principios básicos de ingeniería. La mayoría de sus inventos no se llevaron a la práctica pues consideraban que superaban las posibilidades técnicas en ese entonces, aunque Leonardo estudió a detalle y resolvió las dificultades teóricas en la mayoría de sus proyectos.

Uno de sus planos más peculiares e interesantes para los que solemos rodar, fue específicamente el de una bicicleta en uno de los apartados de la obra “Codez Atlanticus”, estos dibujos fueron dispersados por el tiempo y recopilados sin ningún orden en la biblioteca de Ambrosiana de Milán Italia. En estos planos se describen los engranajes y la moderna cadena, y aunque el boceto es algo torpe y no tan esmerado como muchos otros de su autoría, es auténtico, y se atribuye la calidad a que fue ayudado por alguno de sus alumnos o a que fue realizado en sus últimos años de vida cuando la enfermedad y la edad disminuyeron su capacidad de dibujo.

Buena onda Leonardito y su gran mente ¿No? Seguramente de vivir está época se la pasaría muy seguido haciendo pruebas a bicicletas, podría colaborar gustosamente con Cycle City.

 

 

 

Pin It on Pinterest

Share This