Las bicicletas eléctricas sacan ámpulas a más de un ciclista, sin embargo para la ciudad son una opción importante de movilidad. He escuchado todo tipo de opiniones a favor y en contra de este tipo de máquinas y decidimos probar una bici de Electrobike para conocer su potencial.

Por Ramón Arizmendi Casas / Fotos: Gastón Rodríguez Silveira

De entrada, la Cross luce una bicicleta convencional debido a que la batería se encuentra inserta en el tubo diagonal del cuadro, y a que el motor, que se encuentra en la rueda trasera, no es más grande que el disco de freno, ayudando a que la estampa de la bici sea mucho más limpia que en otros modelos.

La Cross tiene una geometría de montaña rodada 26”, con suspensión delantera de 80 mm bloqueable, suspensión en el asiento, 21 cambios en la manetas, manubrio riser y frenos de disco mecánicos. El lado eléctrico cuenta con un tren motor de 350 w, un display monocromático de 3.5”, un control encendido y potencia, y un acelerador al manubrio. 21 velocidades 3x7

ON

La Cross cuenta con dos modos, la asistida al pedaleo y con acelerador. Al pedalear rápidamente el sistema entiende que estás en movimiento y aplica la potencia de manera rápida pero sin sobresaltos. Al rodar la bicicleta de manera asistida se deben usar las relaciones más pesadas, de otra manera no habrá congruencia en el avance y darás pedaladas en el aire cuando entre la potencia. Lo mismo pasa con el acelerador directo, al empujar la pequeña palanca se siente el poder del motor de una manera amable.

EN LA CALLE

Debido a su geometría, suspensiones y ruedas off-road, los baches de la ciudad apenas se sienten; mientras que frente hoyos más grandes u obstáculos de mediana dificultad, sus condiciones dan la seguridad para afrontarlos sin miedo. Si a esto le sumas la asistencia, se convierte en un vehículo muy capaz para la ciudad.

Su lado biónico se nota en el display de 3.5” monocromático, que te da la velocidad, carga de la batería, odómetro y potencia del motor; y en los controles al pulgar en ambos puños que permiten regular de encendido y potencia del motor, y aceleración.

En nuestras pruebas se registró una velocidad máxima de 35 km/h sólo usando el motor, una buena velocidad para moverse en el tránsito pesado de la ciudad. Estando parado en el semáforo, al arrancar con los autos fue muy sencillo mantenerse al frente y pasar entre ellos relativamente fácil con ayuda del motor, mientras se regule adecuadamente la potencia a través de los mandos del manubrio.

OFF

La autonomía que declara la marca es de 40 km sin pedaleo, en nuestras pruebas usando tanto asistencia como aceleración directa del motor, arrojó 57 km con una sola carga. Si se calcula bien su uso no habrá ningún problema. Sin embargo, si te quedas sin carga al volver a casa sentirás cuánto realmente pesa la bici, que son 20 kg. Aunque los cambios ayudan, un casette de más pasos permitirían un mejor desempeño sin asistencia.

CONCLUSIÓN

Es un vehículo muy ágil, robusto y capaz que podría resolver el pretexto del sudor para alguno que otro automovilista harto del tránsito; también podría resolver el traslado de personas que usan el transporte público, y sin duda podría apoyar en distribución de mercancías.

ELECTROBIKE CROSS 

GEOMETRÍAMTB Aluminio
SUSPENSIÓN80 mm bloqueable; poste de asiento
RODADA26”
VELOCIDADES21, 3x7 Shimano
MANETASFrenos y cambios integrados Shimano
FRENOSDisco y cáliper Shimano, mecánicos
TAZASNeeco
MOTOREléctrico 350 W
DISPLAYMonocromático de 3.5”
CONTROLESEncendido y potencia, acelerador al manubrio

 

BATERÍAIón/Litio integrada al cuadro

Pin It on Pinterest