Si lo que buscas es integrarte al segmento fixed, la Kunst de bicicletas Monk puede ser tu primer paso y la mejor oportunidad para lograrlo. Una bicicleta accesible para muchos bolsillos.
Texto y fotos Jorge Ramírez

La Kunst viene ensamblada para que no le cambies nada y aprendas a rodar en piñón fijo desde ya, pero si vas poco a poco la maza flip-flop te permite cambiarte a rueda libre cuando decidas.
Su cuadro es de aluminio, lo que permite una rodada ligera pero firme, adquieres un paso constante muy rápido, la posición es muy cómoda a pesar de parecer talla chica y los pedales tipo bmx permiten un adecuado agarre.
Tienen distintas combinaciones de colores para que elijas la que más te guste, aunque destaca la amarilla, que tiene un terminado glow que brilla en la obscuridad, comprobado.

Lo único que le falta es que la empieces a pedalear, nosotros desde el primer día le exigimos casi 50 km incluyendo el Ciclotón, en diferentes superficies y salió bien librada.

FICHA TÉCNICA
Cuadro: 6061 Aluminio
Rines: 50 mm Triple pared Aluminio
Masas: 32H*14G baleros sellados/trasera Flip-Flop
Horquilla: 1-1/8’’ Acero
Tazas: Neco 1-1/8”
Manubrio: 22.2 cm Aluminio Riser Bar
Multiplicación: Aluminio 44T
Freno: Radius
Eje de Centro: Neco 68 x 103 mm sellado
Llantas: Kenda K-193 700x28C
Pedales: Aluminio BMX Plataforma
Poste de asiento: 25.4 mm aluminio
Asiento: Leather
Relación: 44/16
Pintura: tipo Glow en algunos modelos

Pin It on Pinterest

Share This