De acuerdo a información de AFP, el cubano Félix Guirola construyó su primera bicicleta gigante  en 1983 con la idea de recaudar dinero para su hermana discapacitada, pero el proyecto se volvió hobby y ahora su meta es ingresar al Libro Guinness de los Récords pedaleando a ocho metros de altura por las calles de La Habana.

Guirola  de 48 años, es ex boxeador amateury ex soldador, armó un pequeño taller donde trabaja con fierros y partes de bicicletas después de su jornada laboral, para cumplir su sueño de lograr una plusmarca mundial.

 “Yo nunca fui ciclista, lo que me gusta es montar bicicletas en altura”, comenta Guirola

La mujer de Guirola, Francisca Acosta, piensa que él tiene una “obsesión” con las bicicletas gigantes, pero lo apoya en su empeño de entar a la colección de hazañas del Guinness.

“Yo le digo a veces que es como una obsesión lo que él tiene con eso, porque es a toda hora bicicleta, porque cada día que pasa aumenta un poco más (la altura). Yo solo le digo que se cuide y le deseo suerte en su propósito”, dice Acosta en entrevista con la agencia AFP.

Guirola va cada día a dejar a su mujer al restaurante donde ella trabaja en una bicicleta de casi dos metros de altura, con la que debe esquivar no solo a los automóviles, sino también los innumerables baches de las calles.

Actualmente el canadiense Terry Goertzen ostenta el récord Guinness  desde el 26 de junio 2004

 

 

(Con informaciòn de AFP)

Pin It on Pinterest

Share This