Si te gusta disfrutar del café y de la bici, ¡te tenemos buenas noticias! El café no sólo tiene un sabor increíble, sino que también ayuda a mejorar tu desempeño sobre la bicicleta.

Por Nutrición Grupo Bimbo

Algunos estudios han demostrado que el consumo de café:

Aumenta la resistencia
Cuando empiezas a andar en la bici se liberan ácidos grasos a la circulación de la sangre provenientes del tejido graso y entonces los músculos son capaces de absorber y utilizar estas grasas como combustible. La cafeína también trabaja para aumentar el número de estos ácidos producidos, lo que a su vez ahorra pequeñas reservas de energía en forma de carbohidratos en el cuerpo para cuando más los necesites durante tu trayecto.

Promueve una recuperación más rápida
Los estudios han demostrado que beber 3 tazas de café de 240 ml, acompañadas de una comida rica en carbohidratos, ayudan a que el cuerpo recargue más rápido mayores niveles de glucógeno (hasta un 75%), lo cual es crucial para la pronta recuperación del músculo.

¿Sabías qué?
Una taza de 240 ml de café americano contiene 145 mg de cafeína.

Ayuda a desinflamar
El café tiene un efecto positivo para ayudar a disminuir la inflamación, esto es debido a que los antioxidantes neutralizan ciertos radicales libres en el cuerpo que causan inflamación. Así que si sientes dolor después de un largo entrenamiento o si tuviste una lesión e inflamación, un cafecito puede ayudarte. Por otro lado, ciertos estudios han mostrado que el café tiene cuatro veces la cantidad de antioxidantes que el té verde. La planta de café produce antioxidantes para proteger sus células de la destrucción prematura por la exposición al calor, la luz, la humedad y el aire. Muchas de estas sustancias son todavía activas cuando entran en el cuerpo humano y de esta forma también ayudan a proteger nuestras células

Screenshot 2016-07-12 13.13.22

Mejora tu velocidad
Aunque puede sonar como una posibilidad remota, es verdad que el café podría ayudarte a ser más veloz en la bicicleta. En un estudio español lo demostró a través de dos grupos de ciclistas, cada uno completando un ciclo a 70% de su VO2 máximo durante una hora. Uno consumiendo café antes de la competencia (0.6 mg de café por kilogramo de peso corporal) y otro no, se demostró que el grupo con el café en su cuerpo logró llegar más rápido que el grupo que no.

Como ves el café y el ciclismo se llevan muy bien, sin embargo, un consumo excesivo puede provocar algunos efectos secundarios, tales como insomnio. Por ello te recomendamos como siempre… todo con moderación.

Referencias:
1)Hawley J.A, Brouns F, Jeukendrup A. “Strategies to Enhance Fat Utilisation During Exercise” Sports Medicine, Volume 25, Number 4, 1 April 1998, pp. 241-257(17).
2)Acheson K, Gremaud G, Meirim I, Montigon F, Krebs Y, Fay L, Gay L, Schneiter P, Schindler C, and Tappy L. Metabolic effects of caffeine in humans: lipid oxidation or futile cycling. Am. J. Clinical Nutrition, Jan 2004; 79: 40 – 46.
3)González J, Villa Vicente J. “Nutrición y ayudas ergorgénicas en el deporte” Ed. Síntesis. Madrid 2001
4)Thierry S. “Guía de los nuevos estimulantes”. Segunda Edición. Ed. Paidotribo. Barcelona 2004

Pin It on Pinterest

Share This