Elaine Hernández y Juan Francisco Conde, una pareja de ciclistas de República Dominicana  decidieron unir sus vidas  en matrimonio sin abandonar su pasión por la bicicleta.

Los  esposos decidieron que se casarían en bicicleta porque así fue que se conocieron hace dos años en una competición de ciclismo, y desde entonces no se han separado jamás.

Al llegar al altar, los novios estacionaron sus dos ruedas y se sentaron frente a dos pastores evangélicos, una niña  fue designada para entregarles los anillos de boda que llevó encima de una bicicleta.

El pastel  fue un enorme pudín en forma de bicicleta en el que sobresalía el timón decorado en forma de corazón.

La feliz pareja resultó ser la primera en su país en efectuar esta práctica “ La cicli-boda despertó el entusiasmo a su paso pues nunca antes se registró un acontecimiento similar”, según informaron los organizadores de la Federación Dominicana de Ciclismo.

 

(Con información de Milenio.com)

Pin It on Pinterest

Share This