La rodada, patrocinada principalmente por una marca de bicis y con el apoyo del Instituto Deporte del Estado de Morelos, tenía la única intención de fomentar el ciclismo femenil, ofreciendo a las participantes el registro a ésta sin costo de inscripción, jersey conmemorativo y medalla de participación además de la oportunidad de participar en la rifa de dos bicicletas y otros artículos de la marca patrocinadora.

Por Norma Lydia Amaro Olivia / Fotos: Evelyn Aranda

La cita fue en Arena Teques a donde a pesar de la lluvia, desde las primeras horas de la mañana las ciclistas fueron llegando a recoger su kit de inscripción. La salida, ya con un cielo despejado, fue en punto de las 9:30 am, no sin antes recibir unas palabras de bienvenida de parte de Jacqueline Guerra, directora del INDEM, quien también tomó la salida con su bicicleta. Entre las invitadas estuvo la ciclista morelense Lorenza Morfín Macouzet, y las integrantes del equipo CONADE Visit México Specialized Pro Cycling Team; todas ellas encabezando al pelotón que inició su recorrido alrededor del Lago de Tequesquitengo, también conocido como el mar de Morelos.

Las ciclistas avanzadas dieron tres vueltas al circuito, las de la categoría intermedia dos vueltas, mientras que la categoría principiantes y las que llevaban bici de montaña, solo una al circuito que se distingue por tener un terreno ondulado. Cabe destacar que la categoría principiantes fue la que más participantes tuvo, y aunque los tres grupos tomaron la salida juntas, algunas fueron alcanzadas por corredoras más veloces en su segunda o tercera vuelta. Durante el recorrido las participantes tuvieron la oportunidad de pedalear y convivir con las mejores ciclistas que hay en México, convirtiéndose en una fiesta para el ciclismo femenil.

El circuito estuvo completamente cerrado al tráfico durante todo el evento, además de estár perfectamente señalizado para evitar accidentes, aún así, el nerviosismo de algunas y el difícil terreno, con curvas muy cerradas, provocó algunas caídas dentro del pelotón, todas éstas atendidas oportunamente por el servicio de primeros auxilios. También hubo algunas fallas mecánicas, pero en la mayoría de los casos las ciclistas pudieron arreglárselas para lograr terminar su recorrido.

Una vez llegando a la meta que se encontraba dentro de la Arena Teques las ciclistas recibieron su medalla de participación y avitalluamiento para refrescarse, teniendo la oportunidad de seguir conviviendo. Se presentaron dos clínicas: una de mecánica y la segunda de Body Geometry Fit, para el público en general. Hubo una conferencia con las integrantes del equipo CONADE y finalmente la rifa de dos bicicletas y más regalos. A decir de Jacqueline Guerra, aunque el cupo a dicho evento estaba limitado a quinientas participantes, llegaron más para sumar la histórica cantidad de 700 ciclistas femeniles.

Pin It on Pinterest

Share This