Andar en bicicleta es divertido pero también debe representar una actividad segura que inicia por uno mismo. La percepción que tengamos de seguridad influirá en nuestro desempeño al conducir una bicicleta por las calles.

Por Óscar Martínez Corona

Las medidas de seguridad para un usuario de la bicicleta no se quedan en las que competen a la protección personal, estas van más allá de portar un casco, guantes y gafas; también se tienen que tomar en cuenta factores externos que inciden en la conducción. Transitar por las calles como un vehículo más implica cierto conocimiento de los factores de riesgo a los cuales nos enfrentamos, no solo es ir concentrado cuidándote de los autos, también del estado de las calles, de las inclemencias del tiempo, pues son situaciones que afectan y aumentan el riesgo.

Consideramos como factores primordiales a tomar en cuenta cuando andas en bicicleta los siguientes, y para los cuales se deben tomar medidas de seguridad específicas en cada caso:

– Situaciones climatológicas
– Rodar de día y de noche
– Las condiciones de las vialidades

DENTRO DE LAS SITUACIONES CLIMATOLÓGICAS ESTÁN:

LA LLUVIA


Hay personas que tiene la opción de no salir a rodar en días de lluvia, pero para las que utilizan la bici como vehículo para realizar sus labores diarias, no hay de otra que hacerlo bajo estas condiciones. Recordemos que el pavimento se pone resbaloso, por lo cual hay que ser más precavido. Además, se reduce la visibilidad tanto del ciclista como de los demás vehículos. No resulta cómodo, por lo regular la temperatura suele bajar y hacer que la reacción del cuerpo sea más lenta.

Para estas situaciones es recomendable, portar…
– un impermeable
– lentes
– luces
– salpicaderas
– Presión correcta de las llantas

En las cuestiones de la conducción se recomienda…
– frenar de manera suave
– evitar los charcos
– identificar manchas de arcoiris, es aceite en el piso
– tomar las curvas con precaución
-reducir la velocidad

CLIMA FRÍO


Este tipo de clima implica cierto riesgo pues el cuerpo se vuelve más lento en su reacción. También la gente suele abrigarse de más; esto es recomendable cuando se anda a pie, pero cuando se realiza una actividad física como andar en bici, se vuelve incómodo y dificulta el accionar. Para esto es recomendable adquirir prendas diseñadas para realizar actividad física en situaciones de frío. Existen en el mercado prendas específicas para este tipo de clima que suelen ser muy ligeras, y las hay para distintos niveles de temperatura.

CLIMA CÁLIDO


Dice el vox populi que del frío uno se tapa, pero del calor uno no se destapa, aunque sería lo ideal. Rodar en este tipo de clima implica que debemos llevar ropa que tenga un nivel de transpiración efectivo para que seque rápido. Bebe agua cada 15 minutos, utiliza bloqueador solar, y llevar una toalla para secar el sudor.

ROPA FORMAL

Para el traslado al trabajo de vestimenta formal las opciones son distintas. Aquí lo más recomendable es pedalear a ritmo relajado pero constante.

RODAR DE DÍA O DE NOCHE O AL AMANECER


Hay gente que suele salir a entrenar o a su trabajo muy temprano cuando aún esta oscuro, y suelen regresar a sus casas en las mismas circunstancias.

Para estas condiciones es recomendable…
– un buen par de luces: traseras para que nos hagan visibles y delantera para poder ver el camino
– prendas reflejantes
– lentes unos con micas transparentes y otros con micas oscura.

El portar estos accesorios mejoran tu visión en situaciones de poca y mucha luz. Existen en el mercado infinidad de productos para tal fin y recomendamos usar productos de buen calidad. Esto implica una buena inversión, sin embargo nuestra seguridad bien vale la pena.

LAS CONDICIONES DE LAS VIALIDADES

Este es un factor tan importante como vital. Ir atento a la calle por la que ruedas te permite anticipar una maniobra en caso de encontrar algún bache, coladera abierta, rejas, grava suelta, tierra, agua, aceite, etc. Son situaciones que podrían hacernos pasar un susto o tener un grave accidente. Por eso andar en bicicleta se convierte en una actividad en donde hay que tener alerta todos los sentidos.

Estos consejos básicos suelen ayudar a que el andar en bici sea más cómodo y confiable. Y aunque dicen que no hay equipo totalmente seguro, el portarlos nos hacen sentir esa sensación de mayor tranquilidad, influyendo en el ánimo y la seguridad que se debe tener cuando se anda en bicicleta.

Pin It on Pinterest

Share This