200 años

Hablar de la bicicleta es hablar de una de las más grandes historias de la locomoción que han existido. Sin duda la bicicleta es un aparato encantador, versátil, económico y si enumeramos sus cualidades, podríamos dejar poco espacio a la historia que deseamos contarles.
Dedicaremos a ustedes tan solo un pequeño fragmento de esa gran historia ya que 2017 es un año especial para la bicicleta.


¿Qué tiene de especial la bicicleta? Es verdad que la bicicleta, representa en la mejor manera aquello que el hombre siempre ha buscado: libertad, aventura y autonomía. Es el símbolo universal que a finales del siglo XIX dio forma al autodescubrimiento, e inicio a una revolución social que hoy en día sigue vigente y que cambió de forma radical la manera de trasladarse.

Por: Ing. Domenikos Ruíz Muñoz, de la Casa Museo de la Bicicleta y el Objeto, en colaboración con Óscar Martínez Corona y Ramón Arizmendi Casas de Cycle City

Fotos: Gastón Rodríguez Silveira / Instagram @gastonrodriguezph

PARA QUÉ FUE INVENTADA LA BICICLETA

La bicicleta fue inventada para facilitar la movilidad del ser humano con la idea de llegar cada vez más lejos, más rápido y con menor esfuerzo. Fue a mediados del siglo XIX cuando el Alemán Karl Von Drais ensambló un artefacto que se le conoció como la Draisienne, una máquina que constaba de dos ruedas en forma lineal unidas a un polín de madera con un manubrio como el utilizado en un velero, que se impulsaba dando pasos largos con las piernas, sin embargo el avance no era suficiente, así que la Drais Laufmaschine, como también se le conoció, careció de popularidad.

Fueron evolucionando los diseños que pasaron a ser de metal en vez de madera pero aun presentaban serios inconvenientes. El material con los que eran elaboradas estas máquinas fue cambiando, no así el diseño que aun tenían como principal característica los pedales adheridos a la rueda delantera que fue haciéndose cada vez más grande, pues consideraban que entre más grande era la rueda el avance era mayor; y era cierto, pero la dificultad era la de conseguir una bicicleta tan alta como el largo de las piernas para alcanzar los pedales. Poco después se le incorporaron neumáticos de goma y fue hasta este momento en que se les empezó a llamar “bicicletas”, que resultaban muy caras y poco seguras.

Fue en el año de 1879 cuando se le incorpora una cadena para facilitar el sistema de transmisión de movimiento, sin embargo fue hasta 1885 cuando J.K. Starley fabricó un modelo que unía el cuadro con el sistema de engranaje de la rueda trasera. Estas fueron conocidas como “bicicletas de seguridad” por tener el asiento más abajo y distribuir mejor el peso. Poco después se le agrega el tubo donde va el asiento hasta llegar a la forma que la conocemos actualmente. El toque final lo da el señor Dunlop al incorporar el neumático inflable.

Con el paso de los años se le han ido incorporando mejoras y nuevos aditamentos, como son los frenos, el sistema de velocidades, actualmente existe gran variedad de bicicletas para las distintas especialidades.

La bicicleta se ha convertido en un vehículo tan popular que es difícil creer que en algún momento fue considerado exclusivo de la clase social alta. Con la aparición del automóvil, la bicicleta fue poco a poco considerándose un transporte utilizado por la clase popular. Hoy en día y durante el transcurrir de su existencia la bicicleta tiene un papel preponderante en la vida de la humanidad. Su uso es tan diverso que es utilizada por todas las clases sociales ya sea como un medio de transporte, para diversión y esparcimiento, teniendo un renglón aparte en la utilización de la práctica deportiva.

LAUFMASCHINE

El término epónimo de la palabra Draisiana proviene del apellido de Karl Drais, quien realizó un viaje histórico de 14 kilómetros a bordo de su nuevo invento, la máquina andante, que vio la luz por primera vez el 12 de junio de 1817 en medio de fuertes tribulaciones políticas y el paso de eventos del orden natural. Este día los parisienses conocieron la Draisiana en los jardines de Luxemburgo.

Este viaje marcó el inicio de la bicicleta como un medio de transporte.

Actualmente en Europa se identifica a los pequeños trenes para obreros con el nombre de Draisiana, conocidos en México y otros lugares como Armones. 

EL PADRE DE LA BICICLETA

200 años

Karl Friedrich Christian Ludwig Freiherr Drais von Sauerbronn

Karl Drais fue un destacado inventor y profesor en la cuidad de Baden, Alemania. Años antes de inventar la máquina andante, entre 1812 y 1814 inventó dos modelos muy parecidos a pequeñas carretas de cuatro ruedas que se accionaban con un sistema de pedales sin la necesidad de ocupar caballos para accionarlos. Este invento generó muchas reacciones negativas, ya que el caballo era la principal fuerza motriz de la época, se ganó el rencor de sus contrarios y el rechazo ante su idea de desplazar a los equinos y ocupar la fuerza humana para accionar un vehículo. De igual forma, Europa para ese momento se reconstruía política y socialmente tras el paso y caída de Napoleón, pero sería su máquina andante, la mayor de sus invenciones evolucionando al paso de los años en lo que hoy en día se conoce como bicicleta.  

Karl Drais murió en la pobreza total el 10 de diciembre de 1851 a los 66 años de edad. Durante muchos años el padre de la bicicleta fue considerado un inventor chiflado, sin embargo su influencia llegó a muchos inventores de forma directa e indirecta, a crear versiones propias de la máquina andante.

LOS NOMBRES DE LA BICI

Han pasado 200 años del nacimiento de la bicicleta y ha sido toda una travesía de aventuras y transformaciones, desde sus principios básicos, como en la forma de llamarle. Se le nombro Laufmaschine (maquina andante), Velocípedo, Boneshaker (sacudidor de huesos), Velocípedo de rueda alta, Biciclo y finalmente Bicicleta.

CASA MUSEO DE LA BICICLETA ANTIGUA Y EL OBJETO

200 años

En 1904 Salvat lanzó la edición de su enciclopedia en donde se hacía mención al celerífero y su origen. El bisabuelo del director del Museo de la Bicicleta, que se dedicaba al oficio de constructor de carreteras en (Parinicuaro) Michoacán, en uno de sus viajes a la capital del país adquirió la edición mencionada. Gracias a este error histórico documentado en la enciclopedia nuestro tatarabuelo, decidió hacer una reconstrucción basada en el grabado del compendio.

Esta reconstrucción del fraude de Saunier existe hoy en día dentro de la exposición permanente del Museo de la Bicicleta. Para bien o para mal, Saunier escribió un capítulo importante y de gran valor para la bicicleta como un medio de transporte demasiado importante, el cual quiso atribuirlo a su país. 

Este museo es un proyecto familiar con un sentido cultural sin fines de lucro, que promueve la valorización y la historia de la bicicleta a través de su origen y evolución dentro de la sociedad y la tecnología. Promovemos el patrimonio de este medio de transporte a través de la muestra permanente e itinerante del origen de la Bicicleta. Actualmente, el Museo de la Bicicleta cuenta con más de 164 bicicletas antiguas, entre aportes privados pertenecientes a las generaciones pasadas de la familia y de propiedad del museo, Draisianas del año 1817, velocípedos de rueda alta, triciclos victorianos, máquinas seguras del año 1885. Hasta bicicletas de los años 50 y 60 que identifican la Época Dorada del ciclismo en México; además una amplia colección de objetos antiguos y contemporáneos a las diferentes épocas y modas que alternan la colección de bicicletas del museo, con más de 4,600 piezas de literatura, cine, fotografía, arte y mucho más.

El Museo de la Bicicleta, es el primero en su tipo y es el primer museo en Latinoamérica que hace cultura de la historia de este medio de transporte y que sobre todo habla de la transformación de la bicicleta y de su importante papel en el desarrollo técnico y social a lo largo de sus ya 200 años de vida que se cumplirán el próximo 12 de junio de este 2017.

Cuenta con la colección más completa de bicicletas que se remontan a las épocas y momentos clave que le permitieron transformarse en el vehículo favorito de todos.

DRAISIANA 2016

200 años

La historia sobre esta reconstrucción del modelo original que Drais inventase, se remonta a unos 25 años atrás con la siembra de un árbol de roble y otro de maple.

Tenerles paciencia y cuidarlos, hasta que finalmente nos dieron la madera suficiente en 2015, tiempo en el que finalizaban las investigaciones sobre la construcción, medidas y detalles de la máquina andante. El trabajo de talado, maquilado y desflemado de la madera fue completamente artesanal, haciendo un trabajo completo de ingeniería inversa, usando herramienta de la época o similar, como serruchos, martillos, formones y mucho ingenio. Ningún detalle se dejó a misterio; la forja, el labrado, el entintado rojizo y el barnizado, fue realizado de manera artesanal y con las técnicas de la época, no se utilizaron tintes, metales ni mucho menos barnices modernos o de línea comercial. Esta Draisiana fue terminada el pasado 10 de diciembre de 2016.
Esto como parte del trabajo de investigación y restauración del museo, todas las piezas del museo conservan su originalidad acorde con la época de cada pieza y en el caso de las restauraciones, se hacen con las técnicas de la época, esto para ofrecer información importante sobre restauración y preservación, una parte importante para nosotros, es compartir estas experiencias para despertar ese sentimiento de aprendizaje porque nos gusta enseñar, pero de igual forma aprender, ese es un objetivo en el Museo de la Bicicleta, enseñar y aprender.

Para cualquier actividad que sea usada la bicicleta, tendría que ser considerada el mejor invento de dos ruedas que ha creado la humanidad.

POR LAS SONRISAS

En los últimos años el uso de la bicicleta con fines recreativos ha crecido y lo vemos cada vez con más gente pedaleando los domingos en los paseos que tienen algunas ciudades. Si bien la bicicleta era vista como un juguete para niños, es cada vez más común ver gente de todas las edades, estratos sociales y género sobre una bici.

El regreso de la bicicleta como medio de esparcimiento y diversión, un vehículo que nunca se ha ido, que llegó para quedarse, que ahí está y que la gente la retoma cada vez con más gusto, y la ve como una hacedora de sonrisas, ¿quién no va feliz en una bicicleta?

Mucha gente concuerda en que lo atractivo de la bicicleta es la sensación de libertad, de poder ir hasta dónde uno desee con solo pedalear, es la primera experiencia de manejo de un vehículo que implica cierta responsabilidad.

NADIE OLVIDA LA SATISFACCIÓN QUE SE SIENTE APRENDER ANDAR EN BICICLETA

Para muchos niños y niñas, aprender a andar en bicicleta, es uno de los primeros grandes logros de la vida. Todos deberíamos de aprender a andar en bicicleta desde niños y es por eso que todo niño debería tener una.

Aprendemos a usar la bicicleta para andar en ella de manera recreativa, pero para muchos la sensación de libertad y velocidad que da la máquina de acero, nos lleva a ir más rápido.

EL CICLISMO DEPORTIVO

El Ciclismo es considerado un deporte de sufrimiento más allá de lo divertido que pueda resultar andar en ella. El ciclismo es esfuerzo, disciplina y dedicación, hay que invertirle a la bici horas de entrenamiento para adquirir la fuerza y resistencia necesaria para solventar el objetivo que se ha planteado. 

Existen varias modalidades de ciclismo y por consiguiente la bicicleta que se utiliza para cada uno es diferente, ya no es solo mantener el equilibrio, es ir lo más rápido posible, saltar obstáculos, subir pendientes, pedalear por caminos terregosos, llegar más lejos; pedalear con frío, sol, lluvia, viento.

El ciclista es considerado un atleta cuyas necesidades físicas y mentales deben estar preparadas para llevar el cuerpo al límite. Cuando inicias de niño en este deporte lo tomas 80% diversión 20% disciplina, conforme vas subiendo de categorías este porcentaje va cambiando y la disciplina se vuelve esencial. Es así que para practicar el ciclismo no es necesario tener solo la bicicleta.

La bicicleta es una máquina muy noble, divertida y funcional, la puede utilizar cualquiera que logre mantener el equilibrio y aprenda a manejarla y puede ser utilizada de manera recreativa y deportiva.

El fin deportivo de la bicicleta es llegar a la meta en el menor tiempo posible

Pin It on Pinterest

Share This