El 16 de Noviembre de 1938 en los laboratorios de Sandoz, Suiza, el Doctor Hofmann sintetizo por primera vez la LSD-25 (Dietilamida de ácido Lisérgico) durante un programa de investigación de usos medicinales de alcaloides. Cinco años después (1943) mientras recristalizaba el compuesto, accidentalmente le cayó un poco en su mano. En su diario escribió que al salir de su laboratorio estaba afectado por “una notable inquietud combinada con un ligero mareo” y al llegar a su cama se encontraba en un estado de “similar ebriedad” con estimulación de la imaginación, estado que duro 2 horas. Tres días después, ósea, el 19 de Abril de ese mismo año, Hofmann decide tomar una dosis mayor para corroborar los efectos del LSD. Pidió a su asistente de laboratorio, que estaba al tanto del experimento, que le acompañase a casa en bicicleta, pues, por las restricciones del período de guerra, no había vehículos motorizados disponibles. Durante el viaje a casa, el estado de Hofmann se agravó, y en su diario escribió que todo lo que había en su campo de visión ondulaba, distorsionado como una imagen en un espejo cóncavo. Describe también que con los ojos cerrados percibía series de “imágenes fantásticas, formas extraordinarias con patrones de colores intensos, caleidoscópicos”. Aunque avanzaba velozmente, tuvo la sensación paradójica de que permanecía inmóvil. Este día pasó a ser conocido más tarde como el “día mundial de la bicicleta”.

La LSD es una de las principales y más potentes drogas alcaloides en la categoría de los alucinógenos. 4.000 veces más activo que la mescalina. Causa alteraciones y/o distorsiones profundas de la percepción de la realidad, interrumpiendo la interacción de las células nerviosas y el neurotransmisor serotonina. Bajo la influencia de los alucinógenos, las personas ven imágenes, oyen sonidos y sienten sensaciones que parecen reales pero que no lo son, de ahí la explicación a todo lo que sintió el Doctor Hofmann con tal cantidad de ácido en su cuerpo.

THIS IS THE END…

Albert Hofmann nació 11 de enero de 1906 en Basilea, Suiza. Cursó estudios de química graduándose en la Universidad de Zurich en 1927 y falleció el 29 de abril de 2008 de un infarto en su casa de Basilea a la edad 102 años. Todo un defensor de sus ideales, murió creyendo firmemente que su “hijo problema”, como llamo al LSD en  uno de sus libros, tiene propiedades que ayudarán a la psicoterapia. Incluso poco después de su cumpleaños 101, sabiendo del propio Steve Jobs que el LSD lo había ayudado creativamente en el desarrollo de  Apple y en su búsqueda espiritual y personal, le pidió apoyo para investigaciones posteriores de dicho compuesto.

Conmemoremos el 19 de Abril Día Mundial de la Bicicleta disfrutando de la primavera, de los fractales de la vida y de los caleidoscopios que tenemos por ojos.

Tomemos como excusa esta celebración para descubrir los secretos del universo y conectar nuestros sentimientos e impresiones con la naturaleza, tal como el Doctor lo hizo hace 70 años ¡Dejémonos llevar!, trepémonos a la bicla y rodemos por un buen rato. Quién sabe, tal vez el factor determinante para todo el “viaje” de Hofmann, Jobs y muchos otros, no es sólo es el activo del LSD, sino sentir la libertad sobre ruedas que te da una bicicleta.

Por @AlexTMacias

Pin It on Pinterest

Share This